Slide Codea Studio
 
2014

Origen


A través del taller Objetiu>BCN comisariado por Samuel Aranda y con Walter Astrada como tutor, tuve la oportunidad de conocer experiencias de fotógrafos familiarizados en entornos hostiles, donde fotografiaban bajo distintas dificultades técnicas, tal y como yo me sentía intentando fotografiar la calle desde mi silla de ruedas. Gracias a la experiencia de Toni Amengual, ideamos un sistema para sujetar la cámara al chasis de la silla y poder así fotografiar mediante un disparador remoto situado cerca de mi mano.

De esta forma, sin mirar por el visor y con el encuadre memorizado tal y como hacía mi admirado Joan Colom, con tan solo desplazar el dedo hacia el disparador podía conservar la inmediatez y la espontaneidad que perdía al tener las manos ocupadas para desplazarme. A partir de entonces, pude dejarme llevar por el instinto y seguir el ritmo de la propia calle, sin ninguna otra distracción técnica que no me permitiera introducirme mentalmente en el espíritu del proyecto y en la necesidad que tenía en ese momento, que era la de poder recuperar la conexión personal con mi propia ciudad, Barcelona, a través de la fotografía de calle. La ciudad que me vio nacer y la misma en la que casi pierdo la vida


 

No hay luz sin oscuridad


“No hay luz sin oscuridad” es el resultado de varios meses fotografiando la calle para reencontrarme con mi propia ciudad a través de la fotografía y poder así asimilar ciertos aspectos personales relacionados con ella.

En un momento determinado del proyecto, tuve la suerte de poder empezar a compartir estas fotografías con María, que se encontraba también en un momento personal difícil a causa de su Trastorno Límite de la Personalidad. Inmediatamente se empezaron a establecer paralelismos muy estrechos entre lo que ella sentía mentalmente y lo que yo fotografiaba mientras visualizábamos juntos las fotografías, a través del poder facilitador que tienen las imágenes para despertar procesos internos profundos.

De este modo se generó una fuerte implicación emocional entre los dos, cuando el dolor que ella sentía debido a su trastorno se mezcló con mi experiencia pasada, que todavía ejercía en mí una carga emocional muy pesada.


 
 

luzbelle:

“…porque la oscuridad restaura
lo que la luz no puede reparar”
es de un poeta ruso, Joseph Brodsky