AGUS PRATS OTROS TRABAJOS EN FOTOGRAFÍA ES /

"Mans"

 

La parálisis de las primeras semanas que afectó a la totalidad de mi cuerpo acentuó mi estado contemplativo. Esta contemplación me permitió gestionar el tiempo eterno y el espacio invariable que me acosaban desde la cama, de modo que me sensibilizó más agudamente por los detalles de todo lo que me rodeaba. Con el pasar de los días, a medida que recuperaba mi movilidad, experimenté el enorme esfuerzo que supone recuperar el control de tu propio cuerpo (en especial el de las manos debido a la complejidad de los movimientos de los dedos y la precisa coordinación necesaria a la hora de realizar cualquier tarea).

"La angustia me ahoga, me pongo a llorar al imaginar mi nuevo aprendizaje, consumiéndose así mi valor.

Mi madre está sentada a mi lado. Coge mi mano inerte y empieza a acariciarla con suavidad. Observo como se pone a jugar con mi dedo índice, doblándolo y estirándolo. Su mirada está perdida."